¿Puede el exceso de azúcar provocar un infarto?