¿Para qué sirve una prueba objetiva?