¿Cuál es la diferencia entre el valor real en efectivo y el coste de reposición?