¿Es normal que el recién nacido esté tranquilo?