¿Puedo recuperar la fianza si cambio de opinión?